5 acciones de supervivencia para ser mamá emprendedora

¡Hola mamá o futura mamá!

Deseo de corazón que te encuentres muy bien, este post tocará el tema de la conciliación de la maternidad con los negocios, trabajo y todo aquello que nos da la trama de la vida. Emprender es comenzar una tarea específica por medio del esfuerzo. Conciliar es equilibrar. Estas palabras se vuelven tan urgentes y utópicas cuando llega un hijo a tu vida que muchas veces puedes creer que es imposible. No existen recetas mágicas, este equilibro puede llegar por horas, días o algún periodo más largo, ya que no sólo estamos tratando de equilibrar todo lo que engloba nuestra vida privada pre-maternidad, sino que también estamos considerando todo el contexto externo del que nadie nos advierte: la falta de inclusión de los bebés o niños en la vida cotidiana lo cual es sistémico, el uso restringido del espacio público para las madres y sus hijos, el fenómeno de la maternidad en el engranaje laboral y económico del país donde vives.

 

El tema es realmente serio, pero como madres de esta época tan llena de información, recursos tecnológicos, programas de apoyo y contactos globales en internet es posible aterrizar una estrategia para ti. Si, es totalmente un tema de estrategia, se trata de tu vida y como vas a partir de ahora a jugártela junto con tu nueva familia, si es el caso con tu pareja que coopera en la crianza o si será un camino de decisiones en solitud más no soledad.

 

¡Iniciamos con las 5 recomendaciones!

  1. Toma riesgos medidos

Las estadísticas nos dicen que el principal causal de que una nueva madre empiece un negocio es para tener mayor tiempo disponible para su hijo. Esto es una expectativa relativa, ya que si deseas iniciar un negocio tendrás que dedicar una gran cantidad de energía en crearlo, tendrás que capacitarte, buscar colaboradores, salir a convencer a tus clientes, realizar trámites, pagos, repartos, etc. El tiempo que tengas disponible se volverá un bien escaso y al inicio necesitarás realizar todo este proceso por etapas para poder estar realmente al tanto de tu hijo, el proceso será más lento.

Necesitarás contar con una red de apoyo de crianza y de cuidados, esto con el fin de tener planes alternativos cuando tu hijo no pueda acompañarte a alguna cita o trámite, cuando llegue a enfermarse y tengas que cumplir con compromisos impostergables. La confianza que te tengan tus clientes es muy importante, es por eso que necesitas apoyo para evitar cancelaciones o retrasos en tu trabajo, es mejor que primero organices todo alrededor del bienestar de tu bebé  y el tuyo para evitar estrés innecesario.

 

Necesitas tomar riesgos MEDIDOS sobre todo en la parte económica. Si ya estás percibiendo ingresos fijos en un trabajo asalariado y si piensas renunciar para estar con tu bebé te recomiendo que ANTES de tomar una decisión y dejar tu trabajo realices un presupuesto mensual de cómo están tus ingresos y egresos, así como gastos imprevistos e incluir el rubro de AHORRO. Teniendo este presupuesto mensual puedes escalarlo para calcular tus ingresos y egresos anuales. Te darás cuenta que es muy importante contar con un ahorro, ya que podrás invertirlo en tu emprendimiento o tenerlo en caso de emergencia en tu vida de mamá, aquí todo depende de cómo sea tu situación financiera real y como la manejarás antes de que nazca tu bebé.

 

Necesitarás antes de cualquier decisión realizar un presupuesto inicial de tu emprendimiento, esto es cuanto te costará comprar los insumos que necesitas, capacitación, materiales, renta de local, permisos o empleados en caso que consideres que lo necesitas. Si trabajarás desde casa debes considerar todos tus gastos fijos como renta, luz, internet, teléfono, transporte etc… Plásmalo en papel para poder aclarar tus ideas y detectar los focos rojos para dar soluciones efectivas y simplificar tus gastos iniciales.

 

  1. Planea tus actividades

Si aún no estas embarazada, si ya lo estás o ya tienes a tu bebé en casa necesitas planear como vas a “encontrar” tiempo para desarrollar tu idea de negocio. Es muy importante mantener la calma, no desesperar y para bajar el estrés de tu cambio masivo de vida pedir ayuda a algún familiar para te apoye en el cuidado de tu bebé por algunas horas al día mientras primero reorganizas tu espacio, tu casa y las necesidades básicas.

 

Considera que tu atención estará en tu bebé, es la prioridad para cualquier mamá sobretodo los primeros meses, vivirás muchos cambios tanto físicos como psicológicos, por lo que no te recomiendo que te comprometas anticipadamente en temas de arrendamientos de local, reuniones, etc. Una vez que te sientas más recuperada podrás planear paso a paso lo que necesites y hacerlo a tu tiempo.

 

Si eres constante sobre la marcha podrás diseñar una rutina de descanso, cuidados y trabajo, en ese orden de importancia. Simplifica y comparte las actividades necesarias para llevar el hogar con tu pareja o quien te acompañe en casa: limpieza, provisiones, elaboración de comidas, cuidados del bebé. Realmente todas estas actividades son cíclicas y repetitivas, pueden llegar a angustiarte si no están cubiertas y extenderse durante muchas horas del día si no te organizas para tomar un respiro entre cada ciclo de actividad.

Por ejemplo: puedes realizar limpieza cada tercer día, hacer un menú semanal y evitar desgastarte en tener todo perfectamente acomodado en casa, requieres ser muy práctica y evitar obsesionarte con la limpieza, un poco de desorden no hace daño. Las mujeres mexicanas destinan demasiadas horas a esta actividad entre otras cosas porque no reparten las tareas, en parte tradición, en parte sentimientos de culpa, así que mucho ojo.

 

SUPERVIVENCIA2

 

  1. Diseña tu espacio de trabajo

Esto es muy importante, crea un espacio en casa para que puedas trabajar, puede ser un escritorio o mesita de trabajo que puedas mover fácilmente y tener los materiales que necesitas a la mano. Será tu espacio creativo-vital. Si puedes tener un pizarrón de pared o pintar una pared para usar como pizarrón pude ser muy divertido para todos en casa. Diseña a su vez un espacio para tu bebé cerca de tu área de trabajo, puedes tener una canasta con juguetes que requiera por su etapa de desarrollo, colchonetas de estimulación temprana, cojines, protectores para evitar accidentes.

Usa protectores para cancelar las tomas de corriente eléctrica. Establece pausas entre trabajo en tu espacio y juegos con tu bebé en intervalos de 20 minutos si te es posible o cuando tu bebé lo necesite. Combina juego libre de tu bebé con masajitos o canciones. Si estas amamantando puedes usar un rebozo o fular para arrullarlo y darle de comer mientras trabajas en tu computadora, este uso del rebozo se denomina “Porteo” y hay un sin fin de nudos que puedes usar incluso para realizar tareas de casa. Tenemos muchas amigas emprendedoras que podemos recomendarte para que te asesoren en este arte. El tener a tu bebé cerca les ayuda a ambos a crear vínculos afectivos positivos. Disfruta, abrázalo, tienes la ventaja de tenerlo cerca de ti ¡aprovéchala!

 

  1. Entra al ecosistema emprendedor de tu país

 Si definitivamente no sabes por donde empezar para iniciar tu idea de negocio decide aprender. El crear un negocio es un camino de aprendizaje constante y debes definir un camino por donde seguir ya que la información, apoyos y gurús son inagotables. Lo importante es lanzarte a probar tu idea en el exterior con una investigación previa para generar la versión mínima viable con la cual puedas comenzar a trabajar.

Puedes empezar buscando en internet información sobre el tipo de negocio que te gustaría crear, asiste a eventos para conocer el “ecosistema emprendedor” y las miles de opciones para capacitarte, para conocer a personas que como tu están iniciando y quieren empezar con el pie derecho. Leé y vuélvete investigadora de tendencias. Te recomiendo que busques que instituciones de tu país apoyan a los emprendedores de la región.

En México el INADEM Instituto Nacional del Emprendedor es el organismo que genera programas de apoyo, convocatorias, eventos nacionales e internacionales donde se fomenta la actitud emprendedora y se conectan a todos los actores para activar económicamente los sectores productivos del país en conjunto con los nuevos emprendedores y empresarios. Por lo general los eventos y capacitación de INADEM son gratuitos y puedes acudir a algunas de sus ferias y expos con niños. Pregunta siempre antes de asistir a alguno de estos eventos si te permitirán la entrada con menores de edad, usa un fular para llevarlo seguro pegadito a ti, agua y fruta para emergencias de hambre.

Algunos prestadores de servicios para emprendedores son las Cámaras de comercio, Asociaciones de mujeres empresarias, hubs o incubadoras de empresas con programas de mentoría, etc… Hay muchos de estos lugares donde no permiten la asistencia con niños pues no es seguro para ellos y no hay áreas abiertas donde puedan jugar o relajarse, por lo que por ese aspecto puedes empezar a seleccionar el más conveniente para ti. Algunos son con costo o gratuitos. Un negocio requiere al inicio reducir costos pero para crecer sin duda tendrás que invertir y esto se reflejará en la calidad de lo que ofreces.

 

  1. Crea tu propio concepto de negocio

Un concepto de negocio es esa idea de que quieres ofrecer a los demás con tu emprendimiento, con una función base y una personalidad única. Con el paso del tiempo se volverá tu marca. Tienes la oportunidad de innovar con tus ideas, usos, estilos y experiencias. Ofrece servicios diferenciados, de mayor calidad o con algún distintivo respecto a los demás. No se trata de “remendar” tu idea con características de tus competidores, se trata de crear verdaderas propuestas de valor, ¿Qué es lo valioso de tu idea? ¿Qué es lo que realmente quieren? ¿Conoces las características del público al que te quieres dirigir? Asesórate para evitar fundamentar tu idea en supuestos, es muy importante validar tu idea.

 

Espero que estos 5 puntos te ayuden a generar una nueva visión de ti misma y te permitan imaginar tus siguientes pasos para estar lo mejor preparada posible. Recuerda que la perfección no existe, puesto que los errores son los que más aprendizaje nos dejan, abrázalos y aprende de ellos, es también un ejercicio de humildad. Lo más importante y pese a todos los obstáculos o aciertos que tengas: TE LO TIENES QUE CREER. Todo comienza con uno mismo así que ¡manos a la obra!

 

¡Un último consejo!

Es importante recordar que también se puede emprender en internet, si deseas profundizar más sobre el tema, te recomiendo que leas el artículo de nuestros amigos de Alojate.com sobre Cómo Iniciar un Negocio Exitoso en Internet

 

supervivencia3

 

¡Si tienes alguna duda o sugerencia sobre este post escríbenos!

Muchas gracias por leernos.

 

¡Cuéntanos tus experiencias!

2

Soy Claudia Díaz. Fundadora y directora de Playmommy. “Me encanta crear, aprender y compartir lo que encuentro, amo a mi familia y tengo un sueño para cambiar el paradigma de la maternidad actual, se llama Playmommy”.

Platicamos contigo en @PlaymommyMx y @MamaEmprendemx, escríbenos!

 

2 thoughts on “5 acciones de supervivencia para ser mamá emprendedora

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *