Por Rocío Mejía

Tagesmutter, el programa alemán de cuidados infantiles

 

Alemania presenta diversas formas de cuidado infantil. Bajo el programa Tagesmutter se dividen cuatro diferentes formas:

 

1)    Kindertagespflegde (Cuidador de niños por día) En este caso la mamá o el papá de día[1] viene a la casa familiar por algunas horas o vive en ella. Está a cargo del cuidado del menor y algunas veces se combina con la asistencia en el hogar.

 

2)    Kinderbetreuung. (Cuidador de niños por hora). Aquí la mamá o el papá de día acondiciona su casa para recibir hasta un máximo de 5 niños. El ministerio se encarga de controlar los requisitos para que se pueda ofrecer este servicio: revisa las habilidades y la personalidad del cuidador y que el lugar de cuidado cumpla con las normas de seguridad establecidas en Alemania.

 

3)    Babysitting (Niñera). El papá o la mamá es empleada por las tardes y/o noches, cuando los papás tienen o quieren realizar alguna otra actividad y no cuentan con ayuda familiar o desean un cuidado profesional.

 

4)    Au Pair. Es un programa de intercambio cultural que consiste en integrar a la familia a un chico o una chica de algún país extranjero participante que la familia desea conocer. El Au pair recibe alojamiento, comida y un sueldo para transporte y gastos personales y/o de estudios, a cambio cuida de los niños y ayuda de forma  complementaria en las tareas domésticas.

 

Ambas partes – la familia receptora y el Au pair – deberán cubrir algunos requisitos. México es un país participante así que si deseas saber más sobre este sistema de intercambio cultural visita la web www.aupairmexico.com

 

Así pués, Tagesmutter funciona cuando los cuidadores que desean ofrecer sus servicios o  los padres que desean obtener una plaza de cuidado acuden al Ministerio. Ambos son puestos en contacto y los papás son los encargados de dar seguimiento y atención al escoger a la mamá de día que se adapte mejor a sus necesidades.

 

Se les recomienda tener a varios candidatos; visitarles para saber sus referencias, su estilo de crianza, la empatía con los niños, la confianza que les genere y – en el caso – conocer las instalaciones donde ejerce el cuidado revisando que en verdad este adaptado para este fin.

 

Los padres y el bebé van juntos al primer contacto con la mamá o el papá de día en donde podrán ver la simpatía entre todos. Muchas veces son cuestiones instintivas pero así los papas se encontraran más tranquilos al momento de dejar al menor.

 

La adaptación es progresiva respetando al niño en esta nueva situación y entorno. Se les sugiere a los padres que los primeros días pasen una hora o más con el bebé antes de dejarlo solo con su mamá o papá de día y al paso de los días ir dejándolo cada vez más.

 

El costo del servicio varía entre los estados alemanes. Va desde los 2 euros a los 5.50 euros la hora (de 34 a 93.5 pesos mexicanos aproximadamente). El ministerio determina la aportación de los padres en función de cuánto ganan o de si son estudiantes, revisa cada caso y decide la cuota correspondiente.  Este pago puede ser deducible de impuestos aunque el estado alemán revisara cada situación familiar.

 

Lo que el monto deberá cubrir es: el sueldo del cuidador, los gastos de alimentación y material didáctico ya que sobre los gastos de electricidad y agua el ministerio saca una media y da a la mamá o papá de día, el pago correspondiente.

 

Como vemos, las opciones aportadas por el programa Tagesmutter invitan a pensar en nuevas propuestas y posibilidades sobre el cuidado de niños. Propone una nueva manera de apoyar a los papás para que desarrollen sus actividades y a la vez, una fuente de trabajo pero ¿qué requisitos necesita una futura Tagesmutter?

Continuará…

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *