Si bien la maternidad es un periodo maravilloso y místico en la vida de las mujeres, también teje múltiples experiencias emotivas y procesos de aprendizaje que transforman la vida de madres, padres, hijas e hijos.

Las nuevas madres sin embargo se cuestionan sobre este nuevo rol en su vida, parece que todos los esfuerzos que esa mamá realiza para recuperarse y mantener con vida a su bebé no fueran visibles o reconocidos por su círculo primario, es casi un trabajo obligatorio, que se debe realizar sin queja y sin pedir ayuda cuando se necesita.

 

burnoutmaterno

 

La maternidad es un trabajo de alta demanda que necesita ser reconocido por las propias mujeres, al igual que por la sociedad. La gran responsabilidad que implica y las dificultades que enfrentan en el día a día las mujeres que se encuentran sin una red de apoyo ni servicios que respondan realmente a sus necesidades y el bienestar de sus hijos, desencadenan procesos internos que necesitan ser compartidos y estudiados por las propias mujeres. Es necesario generar un proceso de conciencia donde se incentive el bienestar de la nueva madre, el cual generará el bienestar de su hijo.

 

Es una realidad que el vivir el día a día conviviendo con los múltiples factores del cuidado y bienestar de la familia, resulta en una carga emocional, física y psicológica difícil cuando no se cuenta con espacios, actividades e información que ayude a entender y liberar la tensión de madre e hijo así como de la pareja. Actualmente México muestra signos alarmantes de agotamiento en las dinámicas sociales que derivan en problemáticas graves de las madres y sus hijos. ¿Cómo creemos que debería ser una mamá? ¿Se reconoce que este trabajo es difícil? ¿Qué podemos decir del valor en números del trabajo de ser mamá?

 

Existen estudios que finalmente han relacionado la labor de la maternidad y crianza con la labor del “cuidador” considerando al “cuidador” como aquella persona que  se encuentra pendiente de las necesidades de otra persona, dedicando su tiempo a procurar la salud, seguridad e integridad de otro u otros. “Cuidar, y más aún ‘biencuidar’, igual que ‘biencriar’, es una labor bella (si se hace desde la voluntad) pero muy a menudo es extenuante. Especialmente si el cuidador no es cuidado, y no tiene tiempo de cuidarse a si mismo tampoco.”1

Por ejemplo una publicación del blog del BID Banco Interamericano de Desarrollo retomó los estimados de la aseguradora norteamericana INSURE sobre cuánto ganaría una mamá si todos los trabajos que realiza para cuidar y proteger a su hijo fueran remunerados o contratados a un tercero. Con este cálculo podemos cuantificar el trabajo de las madres, el cual si tiene un valor además del valor emocional. El trabajo puede ser valorado en una economía de mercado como en la que estamos inmersos con resultados sorprendentes.

 

cuanto_vale_trabajodemama

Fuente: Blog BID

 

Según INSURE en el 2015 una madre tendría un sueldo anual de 65.284 dlls americanos, casí dos veces y medio el salario mínimo de un trabajador norteamericano. El estudio se basa en los datos de salarios promedios que proporciona el Buró de Estadísticas Laborales de EE.UU.

Un indicador importante es que el trabajo de las madres esta a la alza en la población de madres norteamericanas, este último año estas mamás se han revalorizado en 5.000 dlls añadiendo a sus tareas la logística de organización de eventos y decoración del hogar. Se menciona que en los países latinoamericanos, el tiempo invertido por las mamás en las tareas de cuidado de los hijos y el hogar es 80% más alto en comparación al tiempo de trabajo en estas actividades que realizan los papás. Sin duda un tema de tradiciones y roles culturales.

En nuestro país el trabajo de las madres necesita ser revalorado por todos los integrantes de nuestra sociedad, por las parejas, por los hijos e hijas, por los gobernantes, pero sobre todo por nosotras mismas para también aprender a darnos el autocuidado y reconocimiento que nos merecemos. Pensemos que si las madres vivieran con más oportunidades de autocuidado, de apoyo y remuneración las mismas oportunidades tendrían sus hijos y familias, un futuro más esperanzador y prometedor sin duda. ¿Estamos exigiendo estas mejoras en nuestra vida?

¿TE GUSTARÍA OPINAR?

¿Crees que ser cuidadora y mamá son cosas diferentes?

¿Actualmente ser mamá es un trabajo de alta demanda?

Esperamos nos compartas tus experiencias,

gracias por leernos…

 

  1. http://lamamademateo.blogspot.mx/2013/04/burn-out-maternal.html

 

ENLACES RECOMENDADOS

 

Por el momento nos encontramos recopilando enlaces de interés y reflexión sobre las problemáticas y retos de la maternidad en la actualidad. Aquí podrán consultar algunos que consideramos interesantes:

http://asociacionitaca.wordpress.com/2010/02/01/el-agotamiento-de-las-madres/

http://www.kathegiraldo.com/desarrollo-de-valores-personales/

http://www.onmeda.es/enfermedades/sindrome_burnout-tratamiento-1528-6.html

 

2 thoughts on “Ser mamá un trabajo a revalorar

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *