Actividades para bebés

slidersinfancia

 

Está comprobado que cada vez es más difícil para las madres y padres vincularse sanamente con sus hijos y poder contar con tiempo suficiente para dedicarles tiempo los primeros años de vida. En México hemos detectado que los niños pasan con otro cuidador que no es mamá o papá de 4 a 8 horas diariamente. Los cuidadores principales son en primer lugar los abuelos, seguido de personas ajenas al círculo familiar primario (pueden ser amigas, vecinos, nanas, personal de apoyo doméstico), personal de guarderías y por último los padres.

 

Sin embargo la atención, nutrición y cuidado que necesitan los niños en la primera infancia (0 a 6 años) se determina principalmente por el tiempo y conexión emocional que los padres logran establecer con sus hijos en los primeros años. Si pasamos tan poco tiempo con nuestros hijos, entonces ¿Cómo se adapta el niño dentro de su familia al nacer? El niño se va adaptando conforme las interacciones que tiene con cada uno de los miembros de su familia. Esto se traduce en experiencias sensoriales y emocionales que activan el desarrollo cerebral del niño a lo largo de su vida, siendo las más determinantes las que vive con sus padres los tres primeros años.

 

Estos tres años de vida son el periodo de desarrollo más crítico del niño, ya que el cerebro del recién nacido es más receptivo a todos los estímulos que recibe y ayudarán al desarrollo de sus habilidades conforme llegue a su vida adulta. Los niños en esta edad logran tres veces más conexiones neuronales que un adulto. ¿Y esto cómo funciona? Al nacer el ser humano cuenta aproximadamente con 100,000 millones de células en el cerebro: neuronas. La mayor parte de ellas no están conectadas entre sí para funcionar.

 

sliders2016_ninesmemorable

 

De los 0 a los 3 años el cerebro del niño logra la mayor cantidad de conexiones entre las neuronas, las cuales son llamadas Sinapsis. Estas conexiones se producen conforme el niño vive experiencias sensoriales, de contacto emocional, aprendizaje y movimiento corporal. Si el niño crece en un ambiente enriquecido logra contacto con gran diversidad de experiencias que le ayudarán a crear estas conexiones neuronales, que traerán como consecuencia un desarrollo cognitivo y emocional muy satisfactorio para el resto de su vida.

 

¿Cómo podemos ayudar a que nuestros hijos logren formar estas sinapsis que sus neuronas necesitan para sobrevivir? La respuesta es impactante. La fuente principal proveedora de experiencias la brindamos los padres. Nuestra participación en la vida de nuestros hijos genera experiencias emotivas y enriquecidas al convivir conscientemente con ellos.

 

Es por eso que creamos nuestra metodología MAMÁ-BEBÉ COLABORANDO MR. La vida con nuestros hijos fusiona nuestras necesidades con las de ellos, es por eso que necesitamos ser inclusivos. ¿Por qué no aprender y desarrollarse juntos?

 

This slideshow requires JavaScript.

 

 

En nuestros  CAMPAMENTOS MAMÁ-BEBÉ COLABORANDO nos damos a la tarea de crear momentos de vinculación y aprendizaje entre mamás, papás y bebés en entornos creativos. El campamento consta de dos talleres, uno para mamá y/o papá y otro para bebé, donde aprenden juntos y también por separado en diferentes actividades.

+ Sinapsis+ amor y conexión de 0 a 3.

Entérate de nuestros próximos eventos